La leyenda de un Obispo, unos diablillos y el Santo rostro de Jaén

diablillos jaen
diablillos jaen

Existen leyendas y creencias populares sobre el origen de la llegada del Santo Rostro a Jaén, pero como ésta…

La leyenda cuenta que el santo Rostro llegó a Jaén por el primer obispo de Jaén, San Eufrasio.

Éste tenía una villa, fuera de las murallas de Jaén.

Allí en una capilla tenía dos diablillos encerrados en una vasija de cristal, los cuales se pasaban el día discutiendo el uno con el otro.

Vídeo: CREATIVO IMPREVISIBLE.

Cuenta dicha leyenda que, estando cenando el obispo Don Nicolás de Biedma en Jaén, escuchó unos ruido y descubrió que se trataba de los diablillos que en ella había encerrados.

Talla de San Eufrasio en la capilla dedicada al Santo en la Catedral de Jaén.
Talla de San Eufrasio Catedral de Jaén

 

 

Desde aquel entonces, el obispo jamás volvió a cenar otra cosa que no fuera un cuenco de nueces, por lo que la parte que correspondía al diablillo sólo eran las cáscaras.

¿Será éste el verdadero origen de la llegada de esta reliquia a Jaén?

 

Advertisement

¿Quieres conocer las últimas novedades?

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos al tanto de las últimas publicaciones ¿Te las vas a perder?